Tocadores

El sueño de todas las reinas de belleza: un tocador propio

La pieza estrella de todo dormitorio o vestidor es un tocador en tonos claros, como crema o blanco, con patas torneadas y un taburete a juego, que hará realidad el sueño de todas las niñas y adolescentes que lleva a una princesa de cuento en su corazón. Se trata de un tocador que irradia un encantador toque nostálgico y glamuroso al más cinematográfico estilo hollywoodiense.

Pero un tocador no es solo una pieza decorativa, sino que ofrece también la posibilidad de sentarse relajada y cómodamente e incluso, para muchas mujeres, representa su refugio personal, donde pueden encontrar un rincón para estar a solas consigo mismas.

Especialmente prácticos son los compartimentos y cajones más pequeños donde puede guardar polvos de maquillaje, sombras de ojos, barras de labios y sus cepillos cuando no los necesite delante del espejo para utilizarlos.